LA LARGA ESPERA

mujer_reloj[1]Con este artículo me gustaría ayudaros a entender un poco mejor los procesos emocionales por los que pasamos las mujeres durante la búsqueda del (ansiado) positivo.
La ilusión es una de las primeras emociones que sentimos ante la búsqueda. Hablamos con nuestra pareja y decidimos aumentar la familia ¿cómo no vamos a ilusionarnos? Pero si creemos que en uno, dos o tres meses nuestros deseo de ser madre se verá reflejado en el test de embarazo corremos el riesgo de ver cómo esa ilusión se transforma en una ligera
ansiedad que irá aumentando hasta hacernos perder de vista lo que nos llevó a querer un bebé y convertir la búsqueda una carrera contrarreloj. Como podéis imaginar, querer llegar cuanto antes nos puede llevar a un estado ansioso que dificulte la concepción.
En función de la edad de la madre los tiempos aumentan, pero tardar entre 6 meses y 1 año en quedarse embarazada es lo más habitual. Si muchas de las mujeres que tenemos SOP tenemos dificultades añadidas para concebir, no es extraño que dicho momento se retrase o que tengamos que tomar medidas que nos ayuden a conseguirlo, pero démonos un tiempo para ir avanzando pasos y démoslos con confianza y paciencia.

Es lógico que cuando somos conocedoras de nuestro síndrome y las dificultades que puede suponernos ante nuestro objetivo de ser madres, sintamos la necesidad de hacer todo cuanto antes pero darnos tiempo puede ser un tratamiento más y el primero por el que podríamos empezar.
El SOP nos predispone a distintos síntomas y por ello nos predispone a distintos procesos. Así pues, lo más importante en primer lugar es conocernos bien, intentar bajar de peso si es necesario para mejorar nuestra fertilidad, mantener una dieta baja en IG y hacer ejercicio. También puede ser de ayuda relajarnos con el yoga, taichí o si preferís el stretching y el pilates pueden ser buenas alternativas que además os irán reforzando toda la zona lumbar; importantísima de cara al embarazo. Lo primordial es encontrar actividades que os gusten para que se mantenga su realización en el tiempo. Pero sobretodo tenéis que recordar que SOP no es igual a infertilidad, por tanto no hay que ponerse en lo peor y empezar la búsqueda pensando en las dificultades en lugar de disfrutar de esta nueva etapa. En estos primeros meses puede ser una buena opción mantener relaciones sexuales con cierta regularidad pero sin obsesionarse con las temperaturas, los test de ovulación, el flujo… simplemente disfrutar de vuestra pareja e ir asumiendo el gran paso que queréis dar. Los cambios emocionales, de comportamiento y en el entorno de la pareja suele tener repercusiones en la sexualidad de la misma y eso puede llevar a disfunciones sexuales que aumentaran las dificultades.
Si hemos conseguido mantener la ilusión, estar relajadas y mantener relaciones sexuales satisfactorias con nuestra pareja, en muchos casos, la ilusión dará paso al nerviosismo, a la ansiedad por saber si estamos embarazadas. Los días pueden ser interminables y convertirse en una búsqueda incesante de síntomas que pueden no existir y ante la insistencia e inquietud por tenerlos pueden llegar a provocarse. Evitar tener en casa multitud de test de embarazos porque es posible que muchos días antes empiecen a realizarse en vano. En vano porque en algunos casos tendremos un falso negativo que provocará decepción a la par que esperanza por no tener aún ninguna falta, positivos que pueden acabar en abortos bioquímicos que nos llevarán de la máxima alegría a la profunda tristeza y desconfianza en los futuros ciclos. Así pues, es el momento de algo tan aparentemente sencillo como continuar con nuestra rutina y dejar que vayan pasando los días hasta la llegada de la regla o del deseado positivo.
Es importante recordar que el nerviosismo y la ansiedad no son nada favorecedores para el futuro bebé si estamos embarazadas, para vosotras y para seguir adelante con la búsqueda en caso de no haber logrado el embarazo, así que, si lo creéis necesario buscar consejo en este proceso para mantener la calma y la serenidad.
Si finalmente conseguís el positivo se desencadenarán en los próximos meses otros procesos emocionales, entre los que predominaran la ilusión, la incertidumbre, el miedo, la alegría…
Si por el contrario llega la regla, es normal que sintáis decepción, desilusión y durante algunos días estéis desanimadas, tanto vosotras como vuestras parejas. Cada ciclo es un ciclo de esperanza y proyectos, aunque sepamos que hay que dar tiempo al tiempo.
Permitiros esos primeros instantes de desánimo pero recordar todo lo comentado y que no es demasiado elevado el porcentaje de posibilidades de embarazarse en cada ciclo, así que es un paso más, ni mucho menos el último.

Elisabet Solsona Bazar
Licenciada en Psicología clínica

Col. 20202

 

POR FAVOR TENER PACIENCIA, AHORA TRABAJO Y NO PUEDO CONTESTAR TODOS LOS DIAS, ACUDIR A NUESTRO GRUPO PRIVADO DE FACEBOOK SI LA CONSULTA ES MUY URGENTE¡¡ GRACIAS¡¡

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.